Encontrando el origen estructural de una enfermedad-Principio de Propiocepción #MedicinaEstetica #MedicinaGeneral

Principio de Propiocepción

La propiocepción es la información que recibe el cerebro para saber mantener el esquema corporal, la fuerza que se está ejerciendo en cada parte del cuerpo, la longitud de cada músculo, etc.

La Kinesiología aplicada obtiene información de la propiocepción Golgi y la Kinesiología Holística obtiene la información de la propiocepción de los ánulos espirales.

Las señales procedentes de estos dos receptores operan totalmente a nivel inconsciente sin causar ninguna percepción sensorial. Sin embargo, transmiten enormes cantidades de información a la médula espinal, cerebelo e incluso a la corteza cerebral, ayudando de tal forma a todas estas porciones del sistema nervioso central a realizar funciones de control en la contracción muscular.

La gran diferencia es que con los propioceptores de Golgi vamos a obtener respuesta del músculo y con los ánulos espirales de toda la cadena muscular y por eso la información es más profunda.

Los ánulos espirales dan información al sistema central sobre el tono muscular por ejemplo si contraes un músculo los ánulo espirales mandan la señal al cerebro y este último a su vez manda al músculo antagonista la señal de que se relaje.

Otra función es avisar si hay exceso de tono mandando una señal de desconectar el envío de tensión hacia ese músculo.

La terminación primaria se llama también ánulo espirales, esta fibra nerviosa tiene aproximadamente 17 micros de diámetro y transmite señales sensoriales a centros nerviosos aproximadamente a una velocidad de 100 metros sobre segundos tan rápido como cualquier fibra nerviosa del organismo.

Esta propiocepción permite una constante adaptación no solo mecánica, ya que un estado emocional o cambio químico afecte la percepción global unida a la propiocepción siendo esta la encargada de integrar la percepción externa e interna.

Nuestro ser es muy sabio, tiene mil formas o circuitos donde poder mandar la información que nos llega, por ejemplo a los grandes músculos que son como la gran memoria de nuestra computadora, a los pequeños músculos donde están millones de ánulos espirales dispuestos a adaptarse para que el estrés no se profundice y haga daño. Estos ánulos espirales van a guardar información de por vida hasta que se desprogramen, no hay posibilidad de que se quite sola.

Bioenergética

Bioenergética es entender la personalidad humana en términos del cuerpo y sus procesos energéticos.

Lowen define la terapia bioenergética: la bioenergética es una técnica terapéutica para ayudar a una persona a volver a su cuerpo y ayudarle a disfrutar lo mejor posible de la vida del cuerpo. En la importancia que se da al cuerpo se incluye la sexualidad, que es una de sus funciones básicas.

Pero también se incluyen las funciones aún más básicas de la respiración, el movimiento, el tacto y expresión de la propia personalidad. La persona que no respira profundamente reduce la vida de su cuerpo, sino se mueve con libertad, limita la vida de su cuerpo. Si no siente plenamente, reduce la vida de su cuerpo. Y si se reprime la expresión de su personalidad, limita la vida de su cuerpo

Como terapia nace en 1956, año en el que Alexander Lowen, Pierrakos, Walling y Alice Landas, dieron origen a la terapia que entonces llamaron Análisis Bioenergético basándose en la energía del organismo humano, tomando ideas y observaciones fundamentales de Reich, Freud y los fisicalistas del siglo pasado.

Una de estas ideas es la unidad dinámica del organismo humano. Todas las funciones del hombre, somáticas y psíquicas son efecto de la energía vital que puede aumentarse y disminuirse por mecanismos o trastornos internos, o por influencia del medio ambiente externo.

De esto se deriva que si por razones internas o influencias externas alguna función somática queda restringida o alterada por falta, o por acumulación de energía, las funciones psíquicas quedan también alteradas porque el organismo humano trabaja como un todo.

Del mismo modo cuando hay problemas psicológicos que restringen el flujo de la energía vital en la musculatura y órganos del cuerpo hay también disminución de la actividad del sistema nervioso autónomo, del sistema endocrino, corrientes eléctricas y viceversa.

Esta idea se resume en el principio básico de la bioenergética de que “tú eres tu cuerpo”. Tu cuerpo es tu modo de ser en el mundo. No hay persona que exista separada del cuerpo vivo en que tiene su ser y a través del cual se expresa y se relaciona con el mundo que lo rodea. “Cuanta más vida tenga tu cuerpo, más estás en el mundo”.

Dice Lowen: Los procesos energéticos del cuerpo determinan lo que sucede en la mente, del mismo modo que determinan lo que sucede en el cuerpo. La energía procedente del cuerpo, la energía que tiene una persona y cómo la usa determina su personalidad y se refleja en ella”

Otro de los principios básicos de la bioenergética es la unidad cuerpo-mente. La mente y el cuerpo funcionan como dos entidades distintas y con independencia propia pero al mismo tiempo interconectadas y unidas.

El individuo puede a través de su mente dirigir la atención hacia dentro o hacia fuera, hacia el cuerpo o hacia los objetos externos.

Cuando la mente dirige la atención hacia el exterior y lo que ocurre en el mundo afecta al individuo, la experiencia que en realidad le llega es su efecto en el cuerpo.

En este sentido la experiencia es un fenómeno corporal. Sólo se experimenta (y posteriormente se analiza) lo que tiene lugar en el cuerpo. En este sentido hablamos de unidad cuerpo-mente.

Pero la mente puede ejercer también una función directiva sobre el cuerpo. En este caso la mente funciona como un órgano perceptivo y reflexivo que siente y define el propio estado de ánimo, los sentimientos y deseos propios; en este sentido, lo que piensa o siente el hombre puede también leerse en la expresión de su cuerpo. Las emociones son hechos corporales, son literalmente movimientos o alteraciones dentro del cuerpo que generalmente se traducen en alguna acción exterior.

Este principio de la unidad cuerpo- mente también se concreta en el darse cuenta de que al pensar, al realizar un trabajo intelectual, el cuerpo respira, se flexibiliza, facilitando los procesos mentales e intelectuales. Por tanto ser consciente del propio cuerpo es una manera de saber quién es uno, es decir, de conocer la propia mente.