TERAPIA MOLECULAR

La terapia molecular es el método terapéutico que utiliza los péptidos de bajo peso molecular obtenidos de organismos vivos para producir una estimulación específica sobre el órgano humano afectado.

La terapia molecular forma parte de la nanotecnología, la cual hoy en día resulta de la gran prioridad con el surgimiento de las nuevas tendencias Biotecnológicas en la industria de los alimentos, farmacéutica y cosmética.

Estos péptidos, y polipéptidos conociendo su peso molecular y que suministradas al organismo son capaces de generar revitalización, estimulación, modulación, inhibición o nutrición.

La utilización de péptidos celulares tiene como característica principal la restructuración y la reactivación de las funciones biológicas del tejido enfermo manteniendo el tejido sano.

Existe un principio que establece que todos los sistemas biológicos se componen de los mismos tipos de moléculas y emplean principios de organización similares en el nivel celular.

Se establece que estas moléculas tiene características que las hacen únicas, como es el peso, conformación del punto isoeléctrico a través de las cuales se une a un receptor especifico y genera una respuesta a nivel de la membrana, porque dentro de su conformación conserva una información que sigue la ruta en su contacto con la célula de dos mensajeros, para unirse a la membrana nuclear y desde ahí promover genes específicos y finalizar en una respuesta especifica que la célula tiene en ese momento.

Las acciones manifestadas por estos péptidos; algunos tienen la capacidad multifactorial como activar, modular o inhibir según sea su necesidad.

Las células se comunican gracias a membranas receptoras, y a través de mensajeros químicos tales como neuropéptidos, hormonas, citosinas y factores de crecimiento.

Las células sufren recambios y ocurren desde la secuencia molecular o subcelular por factores endógenos o exógenas negativas. Hay que proveer sustancias moleculares sanas y activas que penetren hasta el núcleo del sistema en disfunción con el fin de que las células tomen sus tendencias normales regenerativas.