EXÁMENES DE LABORATORIO MÁS FRECUENTES REALIZADOS EN LOS PACIENTES

En esta ERA de alta tecnología, el cuidado de la salud requiere de la interacción de varias disciplinas médicas y especialidades en donde el Laboratorio aporta una herramienta adicional para prevenir, monitorear y curar una enfermedad.

Los exámenes de laboratorio por si solo no son diagnósticos, pero usados conjuntamente con la historia clínica y el examen físico, aportan una valiosa información sobre el estado del paciente.

Los exámenes básicos o rutinas de laboratorio sirven para detectar la función de los órganos. A este grupo de pruebas se les describe como paneles o perfiles, según el órgano que se seleccione para monitorear, por ejemplo: Perfil renal, perfil hepático, perfil lipídico, perfil tiroideo, etc. Otras pruebas especiales van en la búsqueda de un diagnóstico, estableciendo un patrón de anomalías, como lo son las electroforesis de hemoglobina o proteína, marcadores tumorales, hormonas, fertilidad, drogas. El médico al seleccionar las pruebas de laboratorio en sangre, heces o líquidos corporales obtiene la información necesaria para conocer el estado “químico” del paciente.

Anualmente es recomendable e importante monitorear nuestro estado de salud con uno o varios de los perfiles de pruebas básicas como son:

  • Hemograma completo
  • Urinálisis completo
  • Heces por parásito, sangre oculta
  • Perfil renal: Nitrógeno de urea, Creatinina, Ácido úrico, Proteína total, albúmina/globulina calcio, glucosa
  • Perfil lipídico: Colesterol, LDL; HDL; triglicérido
  • Perfil hepático: Bilirrubina, total y directa, AST, LDH
  • Perfil triode: TSH, T3, T4
  • Panel básico metabólico: Electrolitos, glucosa, nitrógeno de urea,creatinina

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.